Cargando

Consejos para evitar engaños en el taller

Te pueden cobrar el presupuesto, deben facilitarte las piezas sustituidas y han de exponer en lugar visible el precio de la hora de trabajo. ¡Atento a todas las posibles triquiñuelas!

No todos los talleres actúan de mala fe, pero algunos sí traspasan la fina línea de la transparencia poniendo en clara desventaja a los clientes.

¿En ese taller puede arreglar tu coche?

No todos los talleres están capacitados para todo tipo de reparaciones. En el exterior deben lucir una placa metálica que indica, mediante pictogramas, los trabajos en los que están especializados: carrocería, un martillo; pintura, una pistola de pintar; electricidad, una flecha quebrada; mecánica, una llave inglesa, etc. Antes de dejar el coche, comprueba que pueden encargarse debidamente de él ya que te arriesgas a que lo que hagan ni sea correcto ni tenga garantía.

¿El presupuesto de reparación es gratuito?

Los talleres, como muchos otros establecimientos, pueden cobrarte por elaborar un presupuesto de la reparación o el mantenimiento del coche. Infórmate antes para evitar sorpresas, sobre todo si al final decides no dejar en ese taller el vehículo: tendrás que abonar el presupuesto si así estaba estipulado.

¿El presupuesto incluye todos los conceptos?

Con independencia de si te cobran o no el presupuesto, debes exigirlo antes de que comiencen los trabajos en el taller. En ese documento debe figurar de forma detallada el coste de las piezas y de las horas por mano de obra. Si en el transcurso de la reparación se detectase algún otro fallo en el vehículo que obligase a la sustitución de otras piezas no contempladas en el presupuesto, el taller debe contactar en un plazo máximo de 48 horas con el cliente para que le dé o deniegue el consentimiento. Pero, ¡cuidado!, puede que en la letra pequeña de ese presupuesto indique que renuncias a este derecho, con lo que la factura final de la reparación puede ser mucho más alta que la calculada.

¿Sabes cuánto cuesta la mano de obra?

El precio de la mano de obra no es estándar: depende de cada taller. Por ello, no está de más que conozcas esa tarifa que, por otro lado, debe ser publica, estando expuesta en un lugar visible para que lo vean los clientes.

¿Has leído el resguardo de depósito del coche?

Cuando dejes el coche en el taller debes firmar un documento en el que figuren los datos del vehículo (incluido el kilometraje) y las operaciones de reparación o mantenimiento que van a hacer. Dedica un rato el leer ese papel y fírmalo si estás de acuerdo, exigiendo al taller que haga lo propio, y quédate con una copia.

¿Has comprobado cómo son las piezas sustituidas?

En los cambios de piezas, estas deben ser homologadas y se deben entregar al cliente las sustituidas. Para saber si es una pieza homologada, hay que fijarse si tiene las siglas ECE seguidas de un código con números y letras. Únicamente se permite el uso de piezas usadas o recicladas en casos justificados (por ejemplo, que sea un coche antiguo) y, en ningún caso, estas piezas pueden afectar al sistema de frenado, suspensión y dirección del vehículo. Además, el taller debe responsabilizarse por escrito que estas piezas están en buen estado.

Si el taller no dispone de la pieza que hay que cambiar, por ley debe conseguir un recambio de un vehículo fabricado en España en un plazo máximo de 15 días, 30 si es un coche importado. En caso de que se incumplan estos plazos, se puede exigir por escrito que el taller facilite un vehículo de sustitución o reclamar, al taller o al fabricante de la pieza, los gastos que supongan no tenerlo reparado en un plazo normal.

¿La factura está bien hecha?

Todos los talleres están obligados a entregar una factura firmada y sellada, con el detalle de la reparación y desglosando el coste de las piezas y de la mano de obra. En el dorso de ese documento debe figurar la garantía de la reparación. Si hay algo con lo que no estás de acuerdo, solicita una hoja de reclamaciones y acude a la oficina de consumo más cercana a entregarla en un plazo máximo de dos meses.

¿Tienes derecho a garantía de la reparación?

Sí, todas las reparaciones tienen una garantía de tres meses o 2.000 km recorridos. Las piezas que no sufren desgaste (carrocería, parachoques…) tienen garantía de dos años. En ambos casos, el comienzo de cómputos es desde la fecha de entrega del coche por el taller; si con posterioridad esas piezas o elementos son manipulados por personas ajenas al taller inicial, la garantía queda invalidada.